shim


A puertas de los treinta
Lo que me pasa por la cabeza


Febrero del 2006


Anuncio de prensa

Ya está, decidido.

Lo he decidido. Antes de caducar me vendo. Que sí, que sí. Que la cosa ya está danger danger.

Que mi abuela ya me ha llamado varias veces esta semana para preguntar eso de... "niña... ¿y tú no te vas a pensar eso de casarte o algo?" Atención: O ALGO

O ALGO... Cuando una abuela como la mía dice eso... ¡peligro! ¡danger!

¡yogur caducado!

Ya le da igual lo que sea, quiere que sea ALGO...

Yo tengo un tío que es solterito. Soltero y con 53 años.

Bueno, y un poquito gay, vale. Pero eso ya no es excusa para no casarse.

Pero tías, ningunas. Todas casadas. Y ahora entiendo el por qué.

Eso se llama presión psicológica y lo demás son tonterías.

Tengo que poner un anuncio en el cambalache:

Se vende chica entradita ya en años, casi a puerta de los treinta. Licenciadita, faltaría más. Su buena carrera. Su buena educación. Con abuela deseosa y preocupada por verla emparejada. Urge por parte de la abuela. Por parte de la afectada no tanto.

Abstenerse:

- menores de a puertas de los treinta

- Picajosos.

- Recelosos.

- Mentes obtusas (never never never).

- Para más info--> leer las dos cartas a los reyes magos escrita por servidora

Publicado por Alecé el 24 de Febrero, 2006, 17:41 ~ Comentarios 41 ~ Comentar ~ Referencias (0)


Hombres,niños y viejunos

Yo he llegado a la conclusión de que me voy a quedar soltera.

Entera no,  porque no hay remedio ya.

Tampoco es que hasta ahora mi sueño haya sido llegar a cierta edad y perder mi soltería, qué va, qué va, ni por asomo. Nunca he soñado con casarme. Bueno, una vez me lo llegué a plantear por los pelos, todo hay que reconocerlo, pero fue por enajenación mental transitoria y porque a la persona que se hacía llamar mi pareja le tiraba más una ceremonia que a un tonto un lápiz.

El caso es que, vamos a ver, yo creo, y no creo mal, que no lo digo yo, que lo dicen las estadísticas, que hay no sé cuántas mujeres por cada hombre. Osea, que aquí alguna sobra. Que resulta que de mi grupo de amigas de la infancia soy yo la única pieza suelta.  Muy bien, mente lúcida... ¿cuál es la que sobra?

Vale, que nunca se sabe, que aunque los bancos te pongan el cartel de "CADUCADA" muy pronto, eso es rotundamente mentira, de acuerdo. Pero ahora nos encontramos con el siguiente problema: Los HOMBRES.

Sí. Porque yo creo que una lesbiana no debe tener esos problemas. Al menos ése es el mito de las heteros: "La próxima vez me meto a bollera" (frase muy usada tras un desengaño amoroso con un varón de tres al cuarto)

Las mujeres seremos todo lo que se quiera, pero nos entendemos.

Si algún varón se encuentra con una cuasi treintañera que le hace una encuesta acerca de sus hábitos, o le pregunta cosas absurdas acerca de dependencias, celos, libertades, respetos, querencias y demás pamplinas probablemente esté hablando con una servidora me temo.

Lo dicho; que hay algunos que son unos verdaderos inmaduros emocionales, capaces de soltar por esa boquita lindezas como : "Te necesito a mi lado, pero necesito buscar más mujeres para inspirarme como artista. Ni se te ocurra dejarme, te lo suplico" Y vas tú y no lo dejas. Pero hombre de dios...

También tenemos al controlador :

- ¿Qué has hecho? ¿Dónde has estado? ¿Con quién? ¿Por qué no me llamaste? ¿Que vas a salir con  quién?

Ése lo que quiere es que estés disponible para cuando él esté libre de compromisos con sus amigos. Querrá que estés lista para cuando él esté listo. Querrá una mamá que lo cuide. Una amante que lo entienda y no lo coarte. Una mujer sumisa y obediente. Que no le lleve la contraria.

Vamos... Que yo mejor me quedo soltera y que se busque otra, o que me hago bollera que me salen mejor las cuentas.

Lo dicho: somos muchas mujeres y pocos hombres. Y ellos lo saben ¡qué cabritos!

Pero que a mí me da igual, que yo canto la de "Solterita me ví a quedá", y tan contenta.

Lo que da rabia es esta educación machista y terrible que a veces que te hace sentir mal por no encontrar "tu media naranja" (y me acuerdo de ese concurso que tan contenta seguía en mi niñez presentado por Jesús Puente)

Por lo demás todo bien.

Al borde de los treinta. Sin pareja. Sin trabajo.

Pero todo bien.

No estoy histérica, así que nadie se crea lo contrario.

He dicho.

Publicado por Alecé el 11 de Febrero, 2006, 15:19 ~ Comentarios 38 ~ Comentar ~ Referencias (0)


El arroz con leche

Yo no sé por qué a las mujeres  se nos ha educado como si fuéramos yogures... ¿que no? ¡anda que no!

 Aquí toda, la que más y la que menos, se ha sentido, alguna vez en su vida como poco, igualita que un yogur. Pero no como un danone, no. De esos no. Como un triste yogur que aparece al fondo de la nevera, escondido tras una lechuga pocha y a puntito de caducarse.

"Niña... se te va a pasar el arroz" frase muy oída y usada para mofa y divertimento de la juventud.

Juventud : Según los bancos y cajas de ahorro es aquella edad que abarca desde los 0 hasta los 25 años. Una vez pasada esta barrera YA NO ERES JOVEN. así que, querido amigo, querida amiga... deja de hacer bromas... porque... efectivamente SE TE VA A PASAR EL ARROZ.

 ¿Es grave, doctor?

Pues... según...

Hija... no pretenderá ser un yogur sin caducidad... eso no es un yogur, eso es un postre lácteo, un sucedáneo, nada que ver con la realidad.

Bueno, a mí que no me líen. Pero tal y como está el panorama... Por san dior... que se invente algo ya.

Porque... entre la inestabilidad laboral (o ausencia de empleo, por cierto, ¿alguien me da trabajo?), los precios de la vivienda (por cierto, ¿alguien alquila gratis o cede gratis su casa?), las caducidades... y la escasez de neuronas en condiciones (por cierto, de aquí a un suspiro me pongo en venta ¿a que no?)

Luego dicen que si en este país no se procrea... ¿¡estamos locos o qué!? Si estamos nada más que mirando la fecha de caducidad del arroz con leche, ¿alguien tiene tiempo para más?

A mí que me registren...

Cuando a los 70 años haya encontrado un empleo semiestable (contrato indefinido, osea, que me puedan largar cuando sea), tenga una hipoteca hasta las orejas y una pareja que quizá me haga la más cornuda e infeliz del reino mundial, entonces, y sólo entonces, miraré si el arroz con leche no está para tirarlo, lo cual no descarto.

Ojú... ¿A los 70 darán también permiso de maternidad?.... uy... no sé yo...

Publicado por Alecé el 7 de Febrero, 2006, 15:23 ~ Comentarios 21 ~ Comentar ~ Referencias (0)


Las palabras

Que digo yo que las palabras están para algo ¿no? ... O eso parece... Que todos los humanos hablamos, vale, unos más y otros menos, pero TODOS tenemos la necesidad de expresarnos, y de ahí surge el lenguaje.

Ý el lenguaje es un medio de COMUNICACIÓN entre las personas, ¿no? Hasta ahí todos de acuerdo, ¿no?

Pues NO.

Por lo visto las palabras en lugar de resolver los entuertos los enredan más si cabe.

Y es que ya lo dice el refrán: "En boca cerrada no entran moscas"

Pues eso.

Porque por lo visto no es sólo lo que se dice sino CÓMO  se dice, y sobre todo CÓMO SE LEE lo que se dice. Porque sí, sí sí, cada uno de nosotros hace una lectura de lo que el otro le cuenta.

¡Así cualquiera se aburre, señores!

Por ejemplo; cuando mi abuela me dice: "Nadie me llama nunca" yo interpreto "Tú no me llamas, joía, a ver si me llamas de una puñetera vez", y puede que en parte le esté añadiendo vocabulario que mi respetuosa abuela sea incapaz de decir pero que piensa, aunque ésa es otra historia...

A lo que iba; cada cual interpreta las palabras a su manera.

Y entonces... ¿Dónde queda la comunicación? A ver... tenemos las palabras para comunicarnos, y resulta que las usamos para enredarlo todo... ¡¡¡MU BONITO, ESO ESTÁ PRECIOSO!!! Pero... ¿¿¿estamos locos o qué??? 

Yo estoy segura de que el resto de los animales no han desarrollado la capacidad de hablar porque han visto los resultados que nos han dado a los humanos: "joer, tantos años de evolución pa esto, vaya pérdida de tiempo"

Pues muy bien que hacen, sí señor.

Que aprovechen el tiempo en tomar el solecito. En dormir si les apetece. En jugar. En comer. En zorrear (los zorros y las zorras, claro)

Que luego vienen los humanos, los más evolucionados, los reyes de la creación, los elegidos, los habladores y pensadores, y la cagamos, y si no véanse los ejemplos:

- Estás muy callada, ¿qué te pasa?

- Nada

- Algo te pasa, llevas un rato sin decir nada.

- No me apetece hablar, pero no me pasa nada. Estoy bien.

*** La ausencia de palabras se entiende como un síntoma de malestar... ¿por qué? ¿No se puede estar agusto en silencio? ¿¿?? Bendita evolución...

Luego tenemos el caso contrario. Tú te mueres por comunicarte. Deseas expresarte. Hablar. O mirar a los ojos, o lo que sea. Tú lo que quieres es compartir algo. Y los demás te dicen:

- Anda niña... No te podías estar calladita, no...

***Osea, de nuevo las palabras.

No sé, no sé...

Yo aún no tengo una idea exacta de si el lenguaje nos ha hecho evolucionar o no.

Por mi parte creo que voy a cerrar la bocaza, así no entrarán moscas. Y que nadie tergiverse mis palabras, ¡por dios!

Y chimpón.

Publicado por Alecé el 3 de Febrero, 2006, 3:32 ~ Comentarios 47 ~ Comentar ~ Referencias (0)


 
Blog
-
-
Inicio
-
-
Sobre Mí
-
-
Mis fotos
-
-
Escribeme
-
-
-
-
-
Categorías
-
-
General [7] Sindicar categoría
-
-
Mi vida es un asco [7] Sindicar categoría
-
-
Mononeuronas [10] Sindicar categoría
-
-
Calendario
-
-
<<   Febrero 2006    
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28      
-
-
Archivo
-
-
Febrero 2006 [4]
Diciembre 2005 [5]
Noviembre 2005 [6]
Octubre 2005 [2]
Septiembre 2005 [7]
-
-
Sindicación
-
-
Artículos
Comentarios
-
-
Mundos Paralelos
-
-
Confieso que he vivido
Descalza
eGrupos
El ojo de la cerradura
J.F.Cárceles
La belleza del desencanto
Lady Dilema (Moda)
MarioSanMiguel
Mi otra realidad
Petalos de Rosa Amarilla
Requiebros
Stand by me
ZoomBlog
-
-

Blog alojado en ZoomBlog.com